Gainza a través del espejo digital

 

El desarrollo tecnológico, las redes sociales, la digitalización de los procesos, la inteligencia artificial. Hoy vivimos sumergidos en un mundo virtual impensable hace un par de años atrás. El giro que ha dado la historia no ha sido posible de prever ni en las más utópicas novelas y géneros de ciencia ficción, menos aún la forma en que como sociedad hemos incorporado las nuevas tecnologías: nuestros celulares ya no son solo un aparato útil para comunicarnos. Se ha transformado en una extensión de nuestros cuerpos, presente en nuestras vidas las 24 horas del día. Una adición y adicción que va conectándose con nuestra forma de pensar e incorporándose a nuestro imaginario de tal manera que ya somos completamente dependientes de él, sobre todo en lo que constriñe nuestro aparato sociocultural.

Por Paloma Cruz

Las tecnologías, así, han ocupado cada una de las esferas de la vida humana, y la literatura no ha quedado fuera de estas transformaciones digitales. Carolina Gainza, socióloga con máster en Estudios Latinoamericanos (Universidad de Chile) y Phd en Hispanic Languages and Literatures (Universidad de Pittsburgh), se ha dedicado a investigar la cultura y humanidades digitales. En su libro Narrativas y poéticas digitales en América Latina. Producción literaria en el capitalismo informacional (Editorial Cuarto Propio, 2018) reflexiona sobre las transformaciones de literatura y las estéticas de lo digital, enfocándose en la producción literaria con aplicaciones tecnológicas, software y lenguaje de códigos. ¿Cuáles son las nuevas formas de circulación del conocimiento? ¿Cuáles son los lenguajes y las formas de subjetividad que se han desarrollado durante este siglo? ¿Cómo influye el capitalismo en estas formas de circulación? Gainza se toma del discurso literario en las redes para discutir sobre temas como los derechos de autor, la apropiación informacional del capitalismo y las nuevas políticas autorales que intentan separarse de estas prácticas.

image

En este libro, pronto a lanzarse por Editorial Cuarto Propio, se responden algunas de las preguntas más inquietantes sobre al arte en la era digital, la apropiación de la información en los medios virtuales y las formas de crear en un soporte completamente nuevo. Pero no deja toda pregunta con su respuesta. Gainza, más bien, se encarga de seguir preguntándose por estas rápidas transformaciones y cómo incidirán en prácticas artístico-culturales, como es la literatura. Aquí repasaremos algunas de las grandes incógnitas que tratará el ensayo:

¿Podría la inteligencia artificial reemplazar al humano en prácticas artísticas? Carolina Gainza se plantea la pregunta desde un principio. ¿Es la inteligencia artificial capaz de crear? Pues bien, en un principio podría creerse que no es posible y, sin embargo, el premio literario Hoshi Shinichi en Japón acepta la participación de no-humanos para escribir y postular al concurso. “¿Un algoritmo que escribe literatura?” se pregunta Gainza. El año 2016 una novela hecha por un programa de inteligencia artificial logra llegar a la fase final de este concurso.

La masificación de la información por internet ¿un proceso de democratización? Todos conocemos Google y, por ende, estamos conscientes de la abundante información y conocimiento que circula por las redes, sin contar que estamos solo viendo la “punta del iceberg” (tenemos también la internet oculta o Deep web a nuestra merced). ¿Podríamos decir que la globalización del conocimiento es una forma de democracia? Gainza formula una tesis al respecto y llega a la conclusión de que estamos ante una falsa alarma: “los mecanismos de poder han reaccionado de forma enérgica por medio de la vigilancia y el reforzamiento de los derechos de propiedad intelectual como forma de controlar el acceso a la vasta marea de saberes que se comparten en la red”. La buena noticia que nos tiene la autora es que el pueblo (llámese gran parte de la masa virtual de usuarios) ha reaccionado con licencias como Creative Commons o Copyleft (en vez de Copyrights), modificando los derechos de autor y de uso de información sin perjudicar la autoría de la escritura.

¿Es el ebook literatura digital? ¿Cuál es el fenómeno de las narrativas y poéticas digitales? Gainza nos aclara desde un principio que no nos habla del fenómeno de “digitalización de la literatura”, ése que transforma el soporte papel al soporte virtual de un iPad o eBook. La esencia del libro, en esos casos, no cambia realmente más que por perder el libro como objeto artístico. Carolina habla de aquellos textos que se crean por y para el soporte digital, y por tanto, sus estéticas y formas cambian. Estamos ante novelas hipertextuales, blog-novelas interactivas, experiencias colectivas de escritura, y por tanto, hablamos de una nueva forma de relacionar autor-lector o escritura-lector. Las nuevas creaciones literarias en la red tienen diferentes maneras de narrar una historia según el clic que hagas en la página, o puede completarse según lo que el lector desee. Las posibilidades se vuelven infinitas.

El caso excepcional de Rayuela según Gainza. Las novelas hipertextuales que se han creado en la red no tienen precedentes, nos dice la autora de Narrativas y poéticas digitales. ¡Ah, pero siempre existe una excepción a la regla! La obra de Julio Cortázar, Rayuela, tiene todas las facultades para ser una novela hipertextual de la era digital. Es más, pareciera que alcanzara su máximo esplendor con las posibilidades de la virtualidad. Por esta razón se hizo el proyecto Rayuel-o-matic, una versión de la obra de Cortázar, disponible online. EP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: