Paulina de los Reyes: “La violencia nunca está desconectada de situaciones de poder”

La académica de la U. de Estocolmo dialogó sobre feminismos y violencia de género, desde una mirada interseccional, durante un encuentro realizado en  la Universidad de Chile. La investigadora abordó comparativamente las experiencias de los movimientos feministas chilenos y suecos y subrayó la importancia de preguntarse por las lógicas de poder que operan detrás de las violencias, así como la necesidad de establecer protocolos claros y estrictos al respecto.

Por Raúl Espina.

Paulina de los Reyes es profesora titular de Historia Económica en la Universidad de Estocolmo. Sus líneas de investigación abarcan los estudios de interseccionalidad, la perspectiva de feminismo postcolonial, las migraciones transcontinentales y el racismo global, en el contexto de las transformaciones neoliberales.

De paso por Chile, el pasado 21 de noviembre participó del conversatorio “Universidad, feminismo y violencia: Aportes desde la perspectiva interseccional”, organizado por la Mesa Triestamental y el Programa Clínica y Cultura de la Facultad de Ciencias Sociales (FACSO) de la Universidad de Chile. Desde la interseccionalidad, herramienta analítica que permite estudiar y comprender las múltiples maneras en las que el género se cruza con otras identidades, analizando cómo esos cruces aportan a producir experiencias únicas de opresión y privilegio, la profesora de Los Reyes planteó las lógicas del poder que sustentan la producción de categorías sociales, y las formas en las que el poder habla a través de esas categorizaciones.

La profesora de FACSO Svenska Arensburg, quien moderó el encuentro, agregó que esta noción de interseccionalidad “es un instrumento que puede ser utilizado para un espacio-tiempo y condiciones estructurales específicas, donde se hace posible el acto de violencia”. A su vez, y coincidiendo con la exposición de Paulina de los Reyes, advirtió que “si estamos hablando de los aportes del feminismo, no podemos dejar de lado el concepto de poder”.

Noción de poder que se enmarca en un conflicto que para Kemy Oyarzún, académica de la Facultad de Filosofía y Humanidades, demanda la construcción de subjetividades colectivas que permitan establecer comunidades con objetivos comunes. “Con el movimiento del 2018, quedó una semilla de ir construyendo comunidades políticas emergentes con subjetividades comunes. Debemos ser capaces de escuchar y entender que el problema peor es la falta de equivalencia, donde la unidad parece ser uno de los grandes regalos de este movimiento del 2018”,  dijo la coordinadora del Magíster en Estudios de Género y Cultura mención Humanidades de la U. de Chile.

Conversatorio-07-L
Fotografía: Alejandra Fuenzalida (Prensa Uchile).

 

Mirada comparativa

A raíz del movimiento feminista chileno, que alcanzó una amplia visibilidad en mayo, Paulina de los Reyes aprovechó la instancia para observarlo comparativamente con el fenómeno homólogo en Suecia, país donde una investigación permitió constatar la transversalidad con que operan los fenómenos de violencia en las universidades. Este estudio determinó, asimismo, que los códigos varían dependiendo de los contextos culturales que normalizan las acciones de diversas formas.

“El movimiento chileno fue en las calles, a diferencia del caso de Suecia, en dónde estalló por redes sociales. Muchas de las historias que allí circularon se relacionan con acoso o episodios de violencia simbólica, donde además quedó claramente establecido que la violencia nunca está desconectada de situaciones de poder, en donde es ejercido a partir de diferentes posiciones del sujeto, lo que no siempre se relaciona con género”, puntualizó Paulina de los Reyes.

La académica agregó que en Suecia el proceso estuvo impactado por un sesgo que viró la discusión desde la violencia de género hacia la violencia sexual, produciéndose una saturación de relatos que a través de un proceso catártico, requería de más y más violencia para describir el acoso. Una acumulación de experiencias, que a su juicio, fue algo más matemático que un elemento que aportase a la solidaridad del movimiento, y que finalmente provocó una fragmentación de los feminismos, estructurados jerárquicamente, en donde se comenzó a cuestionar la legitimidad de las víctimas.

Resistencia a los feminismos

¿Qué hacer cuando el poder se estructura para hacer frente a las luchas y focos de resistencia? Consultada por la resistencia que origina el feminismo desde distintos espacios, la profesora afirmó que “La opresión de género está basada en un sistema de privilegios para quienes se posicionan en el heteropatriarcado. Recalcando esa situación de poder, uno entiende que la persona que tú tienes al frente no es que se deba educar para que entienda el problema. El tema es que esa persona tiene privilegios a los cuales no quiere renunciar, y en la medida en que no quiera renunciar a esos privilegios, esa persona va a hacer resistencia para defenderlos y defender a otras personas en su entorno que ratifican dichos privilegios, generando redes y jerarquías informales en las cuales se dejan pasar las cosas, se dejan pasar las denuncias”.

En ese sentido, la académica de la Universidad de Estocolmo instó a comprender las lógicas de poder que operan detrás de la violencia ejercida, aprovechando los espacios institucionales que surgen a partir de la elaboración de protocolos claros, que idealmente sigan los lineamientos de estándares internacionales, evitando el error común de que esos protocolos se profesionalicen y se desliguen de la comunidad que los demanda.

“Pienso que esto es algo que sí se puede solucionar con protocolos estrictos, en donde las denuncias tengan un seguimiento, hayan investigaciones y existan sanciones claras que sean coherentes al nivel de ofensa que se haya realizado, y eso tiene que estar definido previamente de forma de que no entremos en una negociación”, expresó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: